Los retenes son protectores de rodamientos que se emplean para evitar fugas del lubricante y asegurar la estanqueidad de piezas giratorias en máquinas rotativas. A la vez, impiden el ingreso de contaminantes que pueden perjudicar al equipo.

Retén radial: estanqueidad en un diámetro de eje. Consta de un labio de elastómero (NBR; HNBR; FKM; Silicona; EPDM, VITON etc…) y de un muelle (de láminas o de gusanillo) con o sin cajera metálica. Además el retén puede ser entero, o bien, partido para montajes exteriores de cajera.

Retén axial o vierteaguas: su aplicación es el rechazo de salpicaduras, de polvo u otros contaminantes. Se instala sobre el eje y gira con el mismo. Es de elastómero y puede tener cajera metálica de soporte o no. También se le puede añadir un muelle. La estanqueidad la realiza contra una superficie perpendicular al eje que puede ser la cajera de otro retén.

 

 

1) Rodamientos
2) Lubricante
3) Vierteaguas o V-ring
4) Retén radial de labio interno

 

Necesitas más información ?

Los campos marcados con * son obligatorios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies