Las junta STRESS SAVER® de GARLOCK para aplicaciones de tuberías livianas y bridas no metálicas en las cuales la resistencia química y la carga de pernos baja constituyen problemas.

El diseño de reborde permite que las juntas STRESS SAVER® se sellen donde las juntas de PTFE y de caucho no lo hacen.

Hay procesos industriales que exigen el uso de tuberías no metálicas, de materiales tales como PVDFPVC; CPVCPP o fibra de vidrio, entre otros. En estos casos, el par de apriete de las uniones embridadas debe ser más bajo o de lo contrario, se corre el serio riesgo de romper la brida.

 

Para garantizar la estanqueidad de la unión embridada sin alterar la integridad de la brida, Garlock ha desarrollado una junta de bajo par de apriete. Su característica fundamental es que tiene dos nervios moldeados, que reducen hasta un 75 % la superficie de contacto, y que proporcionan una estanqueidad excelente con un par de apriete mínimo, respecto a una junta del mismo tamaño y de PTFE convencional.

Necesitas más información ?

Los campos marcados con * son obligatorios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies